Los micropagos, una herramienta necesaria para los negocios abiertos

Posted on febrero 25th, 2007 in Casos,Conceptual,Digital,Innovación,Internet,Micropagos,Modelo de Negocio,Software,Tecnología by Ariel Vercelli

A pesar de los avances tecnológicos todavía la posibilidad real de alcanzar un desarrollo amplio del comercio electrónico se nos presenta como un gran desafío. Más aún si éste desarrollo debe ser masivo, distribuido y estar al alcance y servicio de los usuarios-finales. ¿Qué posibilidades tiene el usuario-final promedio de utilizar servicios seguros, eficientes y de bajo costo para hacer de pagos y recibir cobros en Internet? En el mismo sentido, ¿qué posibilidades tiene un pequeño emprendedor, artista, creador para hacer uso cotidianamente de formas de micro-comercialización? Los sistemas de micropagos y los modelos de negocios abiertos hacen aportes sustanciales para estas preguntas.

 

Micropagos, un problema de escala:

La gran mayoría de los bienes y servicios con los nos relacionamos a diario se encuentran ubicados en el rango de pequeños montos de dinero o micropagos. Pertenecen a una magnitud de valor reducida para la escala del sistema financiero clásico y, por ello, han estado desatendidos desde el punto de vista del comercio electrónico. Sin embargo, por la magnitud del tráfico y las oportunidades que abren en redes distribuidas, los micropagos son un factor importante para el crecimiento del comercio electrónico. Su estudio y optimización pasa a tener relevancia para la expansión de Internet en América Latina.

El tema de los micropagos no es nuevo. Hasta el momento ha dado mucho que hablar pero muy pocos beneficios a los que han intentado utilizarlos para sus emprendimientos. Se ha detectado como un tema con potencialidad pero nunca se han encontrado buenas soluciones para hacerlo. Por ejemplo, la televisión por cable lo ha intentado durante los años 80 con los sistemas “pay-per-click” o “pay-per-view”. Aunque, luego de una primera etapa de éxito y expansión el sistema tendió a mutar a un modelo de negocio por acceso y abono. En la actualidad los micropagos deben resolver un problema de escala: permitir el pago / cobro para el comercio de bienes ridículamente encarecidos por los métodos financieros tradicionales.

Los micropagos, ¿desde y hasta dónde?:

Se entiende como micropago una transacción comercial de bienes o servicios que puede ir desde un centavo [o incluso menos] hasta un billete pequeño de 5 pesos/dolares/euros [dependiendo del lugar de análisis]. El viejo problema de los micropagos movilizó rápidamente a colosos como Visa o Mastercard. Estos se pusieron a la cabeza del desarrollo de un sistema que fuera seguro para la realización de compras online pero de pequeñas cantidades. A los colosos fueron sumándose nuevos apostadores. Hoy en día PayPal, perteneciente a eBay, aparece como el sistema de micropagos dominante y con mayor presencia a nivel mundial.

Aunque ningún sistema de micropagos se ha establecido con mucha fuerza, si se pueden utilizar soluciones vinculadas a tarjetas de crédito, a telefonía [también móvil] u otros sistemas de pagos donde es siempre el vendedor quien asume la comisión como un gasto de comercialización. En otros, pueden citarse [1] el sistema Pre-paid, sistema que acumula la capacidad de compra antes de ser utilizada y ésta funciona como una garantía de pago; [2] el sistema de Billing, donde el sistema se reduce básicamente a la venta de servicios que se suman a la cuenta de telefonía; [3] el sistema de M-payment, donde el sistema funciona a través de los teléfonos móviles.

Micropagos, otra forma de posicionar el negocio:

Al ser Internet una red distribuida es fundamental en ella pensar en qué posibilidades reales tienen los usuarios finales, en qué posibilidades tienen de producir y aportar valor. En este sentido, los micropagos comenzaron a aparecer como la solución del comercio electrónico orientada a la vida cotidiana, a las actividades y posibilidades de los usuarios finales. La necesidad de un sistema seguro, fácil de usar y barato para poder soportar este tipo de micro-comercio volvió a aparecer con fuerza junto a las formas de producción, distribución y comercialización de bienes intelectuales.

Los micropagos plantean una forma de hacer negocios con los contenidos bastante distinta a la que ha gobernado las formas de ingresos económicos en Internet desde la década del 90. Los micropagos permiten reposicionar a los usuarios finales y pensar nuevas formas de hacer negocios junto a ellos. Permiten evitar la publicidad invasiva, el formato de las suscripciones y el pasivo tedio de las donaciones. Los micropagos permiten pensar en un público / usuario / cliente con el que se puede producir valor colaborativamente. Allí es dónde pasan a ser una herramienta central para diseñar modelos de negocios abiertos basados en una gestión estratégica de los bienes intelectuales.

Micropagos, una herramienta necesaria:

Los micropagos permiten capitalizar de mejor forma la produccion de obras intelectuales que están licenciadas libremente. El escritor de un blog de opinión, el creador de un nanomedio de noticias, el músico que comparte su última canción, el cineasta que presenta sus cortos, los productores de animaciones para publicidad o bien los desarrolladores de video juegos en línea bajo licencias libres. Los micropagos les darían la posibilidad de que los usuarios que alcancen estas obras puedan pagar voluntariamente pequeñas cantidades por su artículos, noticias, obras musicales, videos, animaciones o misiones en un juego de red. En este sentido, los micropagos son una herramienta necesaria para diseñar nuevos modelos de negocios abiertos que puedan aprovechar la red para la producción colaborativa del valor.

Ideas finales para motorizar el debate:

Es necesario que se desarrollen y adopten herramientas sencillas, económicas y seguras de comercio electrónico para la circulación de pequeñas cantidades de dinero entre los productores y los usuarios. Esto va a permitir a los autores / creadores recibir pagos o colaboraciones directas de quienes disfrutan de sus obras. Los micropagos son una herramienta necesaria para el desarrollo e implementacion de los modelos de negocios abiertos en los países de América Latina. Permitiría, a partir de la creación de valor colaborativa, superar la falta de infraestructura [falta de mercados, instituciones, etc] que padece. Por esta razón, este sigue siendo uno de los principales desafíos y será uno de los puntos centrales para Negocios Abiertos.

Comments are closed.