Open Business / Negocios Abiertos: Día 1, reunión interna

El primer día de reunión en Rio de Janeiro, la reunión interna en la Fundación Getulio Vargas, fue una excelente jornada de intercambio de ideas y discusión de tópicos sobre los casos investigados. Específicamente, se analizaron los casos de América Latina: se destacaron los de Brasil, Argentina y Colombia. Hubo tiempo de pensar colaborativamente qué significan los negocios abiertos y los nuevos modelos y formas de hacer negocios en la era digital. Siguen algunos comentarios sobre las exposiciones, las discusiones y algo de lo que viene mañana en la reunión abierta.

La reunión la comenzó Alicia Richero, del IDRC Montevideo, quién explicó por qué le interesan los modelos de negocios abiertos al IDRC y cómo éstos se vinculan con la ciencia en beneficio para la humanidad. En segundo lugar habló Hermano Vianna, para quién estamos frente a la exploración de un camino distinto en la forma de pensar los negocios. Me gustó la presentación de Christian Ahlert, sobre todo como explicó el “para qué” recolectar nuevos modelos de negocios desde Open Business / Negocios Abiertos. También me gustaron las intervenciones de Ronaldo Lemos; Ronaldo se planteó qué pasa cuando estos negocios salen de la esfera digital y se diseminan por la sociedad que no tiene acceso. Tema fundamental.

Luego de la primeras intervenciones de la mañana el tema de los negocios abiertos se abrió a discusión. Se trabajó mucho sobre mercados jerárquicos y redes distribuidas; también sobre gestión colectiva de obras, regulaciones y de la eficiencia al momento de pensar en los modelos de negocios abiertos. Se discutió sobre cómo estos modelos pueden ayudar a producir mejores, más baratas y de forma más rápida obras intelectuales. Se hizo hincapié sobre cómo éstas pueden ser comercializadas a nivel local, regional y global.

Por la tarde continuamos la intensa discusión. Particularmente presenté lo que hemos analizado desde Negocios Abiertos y algo de lo que viene. Si bien desde el análisis y discusión de los casos el tema predominante fue el de la música, también tuvimos oportunidad de hablar de modelos de negocios abiertos sobre las industrias editoriales, los micropagos y las innovaciones en el tema de la educación. Mañana continúa el evento pero de forma pública. Allí presentaremos los casos discutidos y algunos desarrollos teóricos. Particularmente, voy a presentar el video sobre música independiente que con gusto hemos hecho con Fernando y Facundo.

Cada vez estoy más seguro: los negocios abiertos son una pieza central para continuar con la construcción de comunidades basadas en los bienes comunes.

La industria editorial y los modelos de negocios abiertos

El presente artículo analiza los cambios que la digitalización y la redes distribuidas traen para el negocio editorial. Analiza cómo han cambiado las formas de producir obras intelectuales, sus soportes y las formas de pensar los negocios editoriales. Describe la producción de libros por demanda y las posibilidades que ella trae para el desarrollo de nuevos modelos de negocios abiertos. Analiza el caso de dos libros digitales que, licenciados libremente bajo licencias Creative Commons, están prontos a ser impresos y comercializados en papel. Finalmente, aporta más ideas para seguir analizando el futuro de los modelos de negocios abiertos en la industria editorial.

Los tiempos de la digitalización y sus soportes:

El desarrollo de la computación electrónica digital, junto al abaratamiento de la infraestructura para el procesamiento de la información, permitió en pocos años un aumento significativo de las capacidades de producción, acceso y copia de obras intelectuales. La digitalización aumentó exponencialmente la capacidad que tienen los usuarios-finales de copiar obras intelectuales sin pérdida de calidad y, prácticamente, sin costo alguno. Desde hace varios años las obras intelectuales se producen directamente en formatos digitales y son masivamente compartidas a través de redes distribuidas.

La continua traducción de información hacia formatos digitales [digitalización] contribuyó a hacer más evidente la separación entre [1] los bienes y obras intelectuales y [2] sus soportes. La digitalización permitió que las obras intelectuales comenzaran a ser copiadas y transportadas hacia diferentes soporte cada vez más portátiles. En este sentido, muchos de los viejos soportes de almacenamiento pasaron a ser prescindibles. El soporte libro no fue la excepción. Las hojas de papel encuadernadas y con tapas comenzaron a separarse cada vez más de las obras intelectuales que transportaban.

Todos pueden producir, publicar y vender sus obras:

Con el crecimiento de Internet los usuarios-finales comenzaron utilizar masivamente sistemas digitales. Las redes distribuidas y soportadas entre pares permitieron [y también permiten hoy] que cualquier persona pueda producir y publicar sus obras intelectuales [sean éstas literarias, poéticas, artículos de investigación o bien libros digitales]. Esta capacidad de expresión, esta libertad distribuida, permitió que la producción de obras sea también distribuida. Por ello, Internet se desarrolla más como un medio de producción de todo tipo de obras culturales que como un canal centralizado de obras de una industria en particular.

En este sentido, las tecnologías digitales e Internet significan un incremento en las capacidades de producción y expresión en manos de los usuarios-finales. A medida que las aplicaciones de edición y publicación mejoran, aparecen más posibilidades comerciales en la industria editorial. Algunas empresas comprendieron rápidamente que el valor comenzaba a migrar. De hecho, las grandes tiradas de libros comienzan a sustituirse por ediciones de autor. En la actualidad crecen a gran velocidad las editoriales dedicadas a autores que utilizan tecnologías de impresión digital por demanda.

Los modelos de negocios abiertos para la industria editorial:

La impresión por demanda es un sistema de impresión donde las copias o versiones de las obras son creada a partir de una solicitud de un proveedor, comerciante o, sin intermediarios, por el mismo cliente a través de una página web de comercio electrónico. La posibilidad de la impresión por demanda y, sobre todo, el desarrollo de las impresiones de obras digitalizadas en soportes papel permite que los autores puedan decidir libremente el destino de su obra. También permite que surjan empresas que quieran brindar este servicio tanto a los autores como a sus lectores / clientes.

En este contexto los modelos de negocios abiertos pueden tomar la escena rápidamente. La gestión estratégica de los bienes intelectuales va a permitir que rápidamente comiencen a utilizarse licencias libres para agilizar la impresión bajo demanda, reducir los costos y brindar un mejor servicio a los clientes. En este sentido, los modelos de negocios abiertos no excluyen a los clientes del acceso a las obras en formato digital. Permiten superar el dilema entre restringir o compartir, entre excluir o incluir a quienes están vinculados en la cadena de valor y comercialización de una empresa.

Libros digitales que pasan a ser libros libres en papel

Hay dos libros de mi autoría que nacieron como libros digitales y pronto van a pasar a ser libros libres en papel. Por un lado, el texto ‘La Conquista Silenciosa del Ciberespacio’ publicado digitalmente en abril de 2004. Por el otro, ‘Aprender la Libertad’ publicado digitalmente en enero de 2006. Sin contar descargas desde otros sitios web o desde redes p2p, en conjunto han sido descargados más de 27.000 veces. Ambos libros fueron liberados mediante licencias de Creative Commons [Atribución – NoComercial y Atribución – CompartirDerivadasIgual, respectivamente]. La Editorial Libros Abiertos va a publicar en papel los textos y a distribuirlos tanto en librerías como por Internet.

Comentarios finales para la discusión:

Si bien el soporte libro no afecta la calidad intelectual de una obra, si puede afectar su capacidad de distribución, disponibilidad, comercialización o re-utilización. La posibilidad de que los usuarios puedan publicar sus obras y, además, hacer uso de la impresión por demanda está haciendo desarrollar rápidamente los modelos de negocios abiertos en la industria editorial. La utilización de las licencias libres va a permitir que las editoriales desarrollen modelos de negocios abiertos acordes a las necesidades de sus clientes. Las obras intelectuales que antes se distribuían como libros comienzan a tener nuevos soportes [más distribuidos, más portátiles] como las mismas redes p2p, los libros electrónicos, los readers, las computadoras con fines educativos o los teléfonos móviles.